Puntos fundamentales

CUESTIONAMIENTOS DE BASE

1-La (inevitable) cuestión de la apropiación del espacio público en la ciudad.

Desde los fines de semana en el retiro, pasando por los barrios en los que se oye salsa y se venden arepas de forma cotidiana, hasta las ocupaciones temporales de espacios residuales y periféricos, existe toda una posible cartografía festiva latinoamericana de la realidad urbana contemporánea en Madrid.

A priori se puede pensar en algunos espacios de apropiación física y simbólica, especialmente en parques y plazas: El Parque del Oeste, Moncloa, Parques de El Retiro, La Casa de Campo, Plazas de la Fuente del Berro, Rodríguez Sahún (Fuencarral), San Isidro (Carabanchel), Corona Boreal (Aravaca), Pradolongo y Ascao (Ciudad Lineal) (1), pero son múltiples los espacios periféricos no repertoriados hasta el momento, en los que se producen encuentros de ocio dominguero, en la línea de lo que documenta en su serie “sun- days” el fotógrafo Xavier Ribas (2).

En el marco teórico Solá-Morales trabajó el concepto de terrain vague en su francés original, que contiene esta ambigüedad entre el sentido de vacante, vacío, libre de actividad, improductivo y obsoleto, pero tam- bién impreciso, indefinido, vago, sin límites… Solá-Morales le añade al terrain-vague un valor que hasta ese momento no tenía, considerándolos “ámbitos de libertad alternativos a la realidad lucrativa imperante en la ciudad tardocapitalista, una realidad anónima” (3).

2- La (delicada) cuestión de la identidad del inmigrante

Aunque la visión del individuo asociado mayoritariamente a sus raíces étnicas, locales y culturales facilita la clasificación estadística y el cumplimiento de rangos de participación de instituciones, entendemos desde este proyecto que las cuestiones identitarias son complejas y calendoscópicas y que la clasificación “ cultura latinoamericana” sin una reflexión previa nos podría derivar a una visión obsoleta y maniquea de la cuestión de las identidades.

El inmigrante, el turista o el exiliado son figuras predominantes de la cultura contemporánea (4) y sus formas de vida, sus significaciones e identidades son fundamentales para comprender la ciudad contem- poránea de la emergencia. (5)

Pero querer apropiarse del punto de vista ajeno sería una impostura. Es por eso que el reconocimiento se hará desde una metodología de la descripción émica, basada en la observación participante, en la que se trascienda la descripción de hechos observables para repertoriar los significados que los agentes involu- crados le da a estos procesos de apropiación.

3- La (optimista) cuestión festiva

Además se quiere tratar la inmigración desde una óptica del ocio festivo (que tiene mucho que ver con el carácter latino), en contraposición a la imagen dramática predominante en las diferentes manifestaciones artísticas, concepto potenciado además por los medios de comunicación.(6)

UPDATE SEPTIEMBRE 2011/ INVESTIGACIÓN

4- La (ambigua) cuestión del derecho al uso del espacio público

El espacio público, según Jordi Borja, es el de la representación.

“No es un espacio especializado al que se va, como los centros comerciales o estaciones; éstos son espacios públicos potenciales, pero hace falta algo más para que sean espacios públicos ciudadanos.(…) Hace falta la dimensión simbólica que convierte a la calle en una referencia social urbana”

“(…) Y este carácter simbólico que conlleva una ciudad no depende de su actividad económica ni de su concentración de población, sino de las oportunidades que ofrezca para el intercambio”. (7)

La ciudad como alteridad inestable, es decir, como producción ético-estética, como acontecimiento cultural, como expresión simbólica. (8)

Desde la publicación de un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (1), tomado como referencia en la formulación del proyecto, se han desisntegrado estas reuniones masivas. La mayor parte de los encuestados hacen referencia al control policial y a la ambigüedad en la normativa o desconocimiento del derecho de uso del espacio público para estas apropiaciones. (9)

En cualquier caso, al margen de las causas que motiven está atomización de reuniones se generan consecuencias inmediatas: las reuniones, de caracter mas íntimo, son menos propicias para el encuentro e intercambio social; los espacios no adquieren la misma significación social al no contar una perduración en el tiempo.

5- La (polémica) cuestión de la especial consideración del inmigrante

El derecho a la reunión en el espacio público es un debate especialmente mediático en el contexto actual de las asambleas, los indignados y la toma de plazas. Pero no es nuevo el encontrar consideraciones especiales referente al uso y control del espacio público cuando son inmigrantes los que ocupanestos lugares.

A nuestro parecer esta consideración, polémica por estar amparada por el respeto a las leyes migratorias, trasciende lo estrictamente legislativo, derivando en un evidente menosprecio de las actividades culturales y de la resiginicación del territorio a través de estas expresiones. Según Bourriaud,

“El efecto perverso reside en el hecho de que se llega a considerar implícitamente a los artistas no-occidentales como invitados con quienes convendría ser corteses, y no como verdaderos actores de la escena cultural” (4)

Manuel Cruz llama a estas consideraciones culturales de segunda categoría “racismo folclórico” (10)

6- La (reveladora) cuestión de los flujos informales y los sistemas emergentes en la ciudad

Muchos teóricos sitúan la ciudad en el eje principal de los estudios antropológicos y sociales contemporáneos, como ese sistema complejo de flujos emergentes y no previsibles; causa y consecuencia de la teoría del caos y la complejidad aplicada al territorio.

La ciudad como sistema no debe entenderse de una manera rígida ya que como afirman Marcuse y Van Kepem (11) , las fronteras son porosas en incluso en el interior de cada una de las áreas no se da una homogeneidad total, ni espacial, ni temporal.

En un mundo cada día es más abierto y complejo, los sistemas se caracterizan por ser cada vez más autoorganizados y emergentes, las continuas bifurcaciones, fluctuaciones, la incertidumbre y la inestabilidad, son algunas de las características del estado actual: el de la complejidad y la emergencia …

“… es lo que ocurre cuando un sistema de elementos relativamente simples se organiza espontáneamente y sin leyes explicativas hasta dar lugar a un comportamiento inteligente. Sistemas tan dispares como las colonias de hormigas, los cerebros humanos o las ciudades siguen las reglas de la emergencia. En todos ellos, los agentes de un nivel inferior adoptan comportamientos propios de un nivel superior; las hormigas crean colonias; los urbanitas, vecindarios”.(12)

Bourriaud habla de lo movible, como elemento generador de raices e identidad urbana:

“El “suelo” se mueve, henos ahora obligados a arreglárnoslas con nuestros ritos, nuestra cultura y nuestra historia, y estos están circunscritos a contextos urbanos estandarizados que no nos remiten a ninguna imagen, excepto en los emplazamientos previstos a tal efecto: museos, monumentos, barrios históricos. Nuestro entorno ya no refleja la Historia, a la que transforman en espectáculo y reducen a los límites de un memorial. ¿Dónde la encontramos? En prácticas portátiles. Es en los modos de vida cotidiana, las imágenes, la ropa, la cocina, los rituales, donde las prácticas culturales del inmigrante se fabrican, lejos de las miradas de los dueños del suelo. Una cultura desarraigada y frágil, de la que lo esencial reside en lo que es movible. En un medio cultural que no las tiene previstas, se instalan estas formas portátiles, se las fija como se puede en un plano cultural. Crecen pues como plantas salvajes, lo que provoca a veces violentos rechazos. La cultura constituye hoy un elemento móvil, fuera del suelo, mientras que la diasporización todavía y siempre es pensada, por una especie de reflejo, en los términos anticuados de arraigo e integración” (4)

Notas

(1) Saavedra Sánchez, Loreto. “Prácticas comunicativas y su relación con la apropiación del espa- cio público. Estudio de caso: Inmigrantes ecuatorianos en el parque La Casa de Campo, Madrid.” Trabajo de investigación doctoral en “Comunicación, Cambio social y desarrollo” de la Universidad complutense de Madrid, 2006. http://www.hapaxmedia.net/ibercom/pdf/SaavedraSanchezLoreto.pdf

(2) http://www.xavierribas.com/

(3) Solá-Morales, Ignasi, “Presente y Futuros. La arquitectura en las ciudades”, 1996.

(4) Bourriaud, Nicolás. “Radicante”, 2008

(5) Johnson Steven. Emergence. The Connected Lives of Ants, Bains, Cities and Software, 2001.

(6) http://www.arteenlared.com/espana/exposiciones/inmigrantas-esa-palabra-no-existe–reflexiones-sobre-la-inmigracion.html

(7) Borja, Jordi. “El espacio público: ciudad y ciudadanía”, Barcelona, 2003.

(8) Noguera de Echeverri, Ana Patricia. “El reencantamiento del mundo”. Manizales, 2006.

(9) Link a la ordenanza municipal que regula el uso de los espacios públicos http://www.madrid.es/boletines-vap/generacionPDF/ANM1984_3.pdf?idNormativa=129b9d2e3fd4f010VgnVCM100000 9b25680aRCRD&nombreFichero=ANM1984_3&cacheKey=12

(10) Cruz, Manuel. “identidad en movimiento” conferencia en el marco del IV Ciclo Pensamiento trasatlántico en Bogotá, Colombia, 2009.

(11) Marcuse, P. & R. Van Kempen. “Globalizing Cities. A New Spatial Order?” Oxford, 2000.

(12) Johnson Steven. “Emergence. The Connected Lives of Ants, Bains, Cities and Software”. Turner Publicaciones, 2001.

Anuncios